lunes, 22 de diciembre de 2008

SEXO

Últimamente me he puesto a pensar y analizar que le pasa a la gente (algunos) con el sexo, es una cosa extraña no se si es idea mía o todos piensan que en el mundo se va a acabar y hay que tirar y tirar. Tirarse al que se encuentre en el camino, tantos hombres y mujeres, y que el sexo hay que tirarlo a la chuña con descaro y sin restricciones.
Soy miembro de una red social (Facebook) donde existen grupos para todo el mundo. Por mera curiosidad y en afán investigativo me hice miembro de grupos donde el eje central es el sexo, con algunos no comparto la ideología pero me interesaba saber que opinaban del tema que los convocaba. Pero para mi sorpresa algunos personajes de esos grupos solo se inscribieron para ver si ligaban con alguien, chacreando el tema del sexo a su versión más primitiva, tirar por tirar.
Desde que soy miembro he recibido mas invitaciones de amistad que nunca, pero como he dicho solo porque piensan encontrar en esos grupos a quien tirarse. Algunos ni siquiera me han escrito hola, y ya me están invitando a follar, otros tienen llenos de fotos desnudos, mostrando su polla y ellas sus pechos y vagina, con tal exhibición que en vez de producir excitación a mi me da risa y vergüenza ajena.
Han existido tipos jóvenes que piensan que yo por tener mas de 30, necesito o ando ansiosa por sexo, se ofrecen sin pudor a darme placer según ellos, diciéndome que nadie me va a follar (o culiar en el algunos casos) como ellos porque yo no he estado con ningún jovencito (cosa que no es verdad), que nunca he visto un pico con el de él. Hombres de todas las edades pidiéndome el MSN solo para mostrarme por camara como se masturban sin previo aviso y sin mi consentimiento, tipos que andan con el sexo en la mente y que no tienen otro tema de conversación que ese.
Esta exhibición de sexo por sexo, donde el respeto por la otra persona se pierde completamente, pues ni siquiera se pregunta que interés tenias en inscribirte en ese grupo, me da lata, definitivamente me agoto.
La seducción quedo relegada a un plano casi inexistente, yo no soy pacata ni moralista, también he tenido amantes ocasionales, pero me gusta seducir y que me seduzcan. No que venga un tipo y antes de decirme hola, ya me haya dicho quieres follar conmigo, que fastidio, todo el placer de la seducción se lo saltan, porque a ellos solo les interesa follar, tirar, culiar, etc. Y entre más rápido y fácil mejor.
¿Será que yo estoy mal? O simplemente la gente, si antes no quería compromisos ahora tampoco quiere hablar ni conocerse y solo quiere tirar. Será que se perdió todo respeto por ese acto que si bien a veces es por solo una noche igual implica complicidad, respeto y valoración.
Por todo lo antes vivido me vi en la obligación de desunirme de alguno de esos grupos, no me interesa conocer gente con la cual el único tema de conversación sea el sexo, chabacano y sin respeto. Prefiero conocer gente con la cual pueda hablar de diferentes temas, también de sexo pero con altura de miras, conocer experiencias no esa ególatra ambición de sentirse que eres el o la mejor amante.

4 comentarios:

unsilencioquenocalla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
unsilencioquenocalla dijo...

Comparto plenamente lo que dices Evaluna. Ahí tú tienes el resultado de la cosificación de la persona humana. Esto del sexo evitando el compromiso humano es una más de las resultantes de nuestra cultura consumista. Todo es consumo, hasta la persona que "me quiero consumir" para después dejar botado por ahí envoltorios o residuos. Esto creo que se debe, precisamente al manejo que se ha hecho del sexo desde la más tierna infancia, enlodándolo con un velo de oprobio, de vergüenza, engatusándolo con el pecado. Por eso me acerco más al budismo, que reconoce como uno de los caminos de superación de la condición humana, la búsqueda del placer; pero sólo como un escalón más del tráfico hacia el Nirvana o la Santidad. En cambio la tradicional pacatería del catolicismo, te enrostra que el sexo por diversión es pecaminoso y todavía están con el cuento de que el sexo está ligado a la procreación, cuando nunca ha sido así. Después terminamos ocultando el cuerpo y relacionando el cuerpo con el sexo, lo que no es tal.

Cyborg-poeta dijo...

Hola, te encontré por Facebook siguiendo escritores...
...estoy de acuerdo en lo que decís aunque en algunas cosas haría un asterisco (Quizá en otra oportunidad lo hablemos)...

...tengo mi opinión y por ahora me la reservo. Lo que sí sería interesante hacer un grupo que se llame el arte de la seducción o algo por el estilo para ver que opinan los que están de este lado...

Me encanta la seducción, y quizá desde un lado poco convencional, pero seducción al fin...

La vida es seducción en sí y los que "saltan" el paso (como vos decís), solo reducen un hecho mágico a cenizas...

Saludos

BiarritzCL dijo...

Me gustó lo de cyborg-poeta, vamos por el arte de la seducción, por la elocuencia, por la magia y el encanto, por hacer volar la imaginación y por esforzarnos en conseguir la atención de nuestro interlocutor, por despertar su interés, su deseo, por hacer que se le paren los pelos cada vez que ve nuestro mensaje o nuestra llamada en su teléfono. Vamos por la seducción, por entregarnos en un juego de deseo, por hacer de cada una nuestras experiencias sexuales únicas, especiales, diferentes e inolvidables.
Chuiks